Saltar al contenido

3 Métodos Para Decorar tus Uñas en Casa.

octubre 25, 2018

Decorar tus uñas pintadas es una forma creativa de llevar tu manicura a otro nivel. Haciendo nail art te permitirá personalizar tus uñas y agregar un elemento único a tu estilo cotidiano. Incluso podrás decorar para celebrar un día especial o simplemente, una temporada en particular. Existe gran variedad de materiales que puedes utilizar, para que la decoración de tus uñas sea fácil y divertida.

Decorar tus uñas se ha convertido en un arte hermoso.

Método No.1

Escoge un buen lugar para decorar tus uñas

Una superficie plana y estable, además de amplio para extender tus materiales, que mejor si esté ventilada y bien iluminada. Evita escoger un área en una habitación con alfombras, ya que la pintura será más mas fácil quitarla de la madera o azulejos, que de la alfombra.

Limpia tus uñas.

Comienza lavándote las manos, luego, con una bola de algodón empapado en removedor de esmalte para uñas, retira el esmalte anterior de las mismas. Sostén el algodón contra tus uñas durante un lapso de diez segundos, luego pásalo con un movimiento de lado a lado. Usa un quitamanchas y quita esmalte para limpiar los bordes de las uñas.
Es una buena idea usar el removedor de esmalte de uñas, incluso si no las tienes pulidas. Esto eliminará los aceites naturales que serán un obstáculo para que la pintura se adhiera correctamente a la uña.

limar las uñas.

Todas tus uñas deben de ser iguales, por lo que deberán tener la misma longitud. Comienza cortándolas y luego usa un ablandador de uñas para los bordes ásperos. También puedes usar una lima para dar forma a tus uñas con un borde redondeado o cuadrado, según sea tu preferencia.

Asegúrate de limar en una sola dirección, desde el exterior hacia el centro de la uña, en lugar de en un movimiento hacia adelante y hacia atrás. Esto evitará que tus uñas se rompan.

Empuja hacia atrás tus cutículas.

Las cutículas son las pequeñas tiras de piel en la base de cada una de tus uñas. Cuando presionas esta piel hacia abajo, obtienes una manicura de aspecto más limpio y un área más amplia para poder pintar y decorar tus uñas. Utiliza una barra de cutícula para mover suavemente esta piel hacia la parte inferior de tu dedo.
Es posible que debas remojar tus dedos en agua caliente durante unos minutos antes de empujar hacia atrás tus cutículas. El agua caliente suavizará la piel y facilitará el proceso.

Enrolla el frasco de esmalte de uñas entre tus palmas durante unos 25-30 segundos.

Realiza esto en lugar de agitar el frasco, ya que con este movimiento lograrás calentar y mezclar el pulido sin crear burbujas. Evitar burbujas ayudará en una manicura más suave.

Pinta tus uñas.

comienza con una capa base y luego deja que seque durante unos cinco a diez minutos. A continuación, aplica dos capas del color a tu elección, permitiendo que cada capa se seque completamente antes de aplicar la siguiente. Finalizando con tu elección decoración de uñas.

Aplicar una capa superior.

Una vez que tus uñas se hayan secado, aplica una capa final de esmalte transparente, esto evitará que el esmalte de uñas se agriete o se astille, además, agrega un poco de brillo extra a tus uñas. Asegúrate de aplicar un golpe de esmalte en la parte inferior de la uña para mayor protección.

Método No.2

Usa un palillo o un alfiler para hacer puntos en tu uña.

Este método básico te proporcionará varias opciones de decoración.

Lunares sencillos. utiliza el alfiler para dispersar uniformemente los puntos sobre una o varias uñas. Para obtener colores adicionales, utiliza tonos diferentes para puntos diferentes, asegurándote de tener un pasador para cada color.

Flores. Deja caer cinco puntos pequeños del mismo color en el centro de la uña, formando un círculo, con  punto en el centro. Mientras el esmalte aún está húmedo, usa un palillo de dientes o un pincel decorativo pequeño para tirar de los puntos exteriores hacia el lado de la uña. Esto formará los pétalos de la flor.

Huellas de garras. Utiliza el pasador para plasmar uno o dos puntos más grandes, dependiendo de si quieres una o dos impresiones en tu uña. Luego usa el palillo para colocar tres puntos más pequeños sobre cada uno más grande.

Utiliza cinta para bloquear el color de tus uñas.

Una se haya secado por completo el color base, aplique un pedazo de cinta adhesiva en la uña para que pueda aplicarse fácilmente un segundo color a la uña.

El patrón de bloqueo más fácil de hacer, es una diagonal simple. Coloca la cinta de modo que su punta se separe en dos triángulos, y luego pinta dos capas del segundo color en la mitad no recortada. Deja que se seque cada capa y luego agrega una capa superior.

También puedes crear un efecto más exclusivo, cortando la cinta con unas tijeras especiales que crean una línea en zig zag en el borde de la cinta. Coloque la cinta en la base de la uña o en la diagonal.

Plástico arrugado para un efecto piedra.

Aplique dos o tres capas de un color base claro, como azul pálido o turquesa. Una vez que estas capas estén completamente secas, pinta el envoltorio de plástico arrugado, con esmalte dorado, luego esponja rápidamente el esmalte sobre la uña con el envoltorio de plástico.

Realiza diseños con marcadores permanentes.

Los marcadores permanentes, vienen en variedad de colores, incluyendo oro y plata. Estos marcadores son mucho más fáciles de manipular a diferencia de los cepillos para pulir, lo que te permitirá dibujar una variedad de puntos, líneas, zig zags o incluso corazones en la parte superior de tu capa base. También puedes experimentar con marcadores de diferentes tamaños.

En caso de que te equivoques, el diseño se puede removerse fácilmente con alcohol, lo cual, no te quitará la capa base. Una vez que hayas seleccionado un diseño que te guste, agrega una capa superior para una protección total.

Coloque etiquetas adhesivas como refuerzo de orificios de papel en la parte inferior de la uña.

Estos adhesivos te permitirán dejar sin pintar la base de tu uña. La forma circular de la etiqueta colocada en la parte inferior de la uña, da como resultado, un efecto de manicura francesa o de media luna.
Coloque la etiqueta en la parte inferior de la uña sin pintar, luego, pinta dos capas del color a tu elección, entonces, retire la etiqueta una vez que la segunda capa se haya endurecido durante unos minutos. Usa  esponja empapada en removedor de esmalte de uñas para cualquier retoque necesario.

Creando una apariencia de rejilla.

Aprendiendo a decorar uñas de una manera profesional.

Después de que la capa base esté totalmente seca, recorta una esponja en forma de cuadro y colócala sobre la uña. Mantén la esponja en su lugar colocando pequeños cuadrados de cinta en los bordes. Con una esponja de maquillaje vieja, aplica un segundo color sobre la uña y el cuadrado de esponja, que actuará como la plantilla perfecta.

Método No.3, Añadiendo adornos.

Aplique pedrería o gemas.

Estos adornos divertidos pueden agregar mucho brillo a tus uñas. Use un palillo de dientes o un alfiler, para ir colocando un pequeño punto de pegamento para uñas, en la parte superior de su capa base seca. Luego, coloca la gema sobre el pegamento, y con unas pinzas, trata de mantenerla en su lugar durante unos minutos, para que el pegamento se seque en su totalidad. Finaliza con una capa superior.

Añade brillo a tus uñas.

El brillo es una idea excelente para que tus uñas se vean coloridas y brillantes. Sin embargo, esto puede ser un proceso descontrolado, así que prepárate para un poco de limpieza. Puedes aplicar brillo de una de estas maneras:

Mezcla el brillo con esmalte de uñas transparente o una capa superior, aplique la mezcla a las uñas.

Agrega una capa normal sobre la capa superior, una vez que la capa con brillo se haya secado.

Espolvorea brillo sobre una capa base húmeda y deje que se seque.

Utiliza pegatinas de uñas para una manicura alternativa.

Las pegatinas para uñas vienen en una variedad de colores, patrones y efectos. Proporcionan una opción diferente para aquellas chicas que simplemente no pueden pintarse las uñas.

Aplica adhesivos a tus uñas limpias y sin pulir, presionándolas hacia abajo cerca de la cutícula y alisándolas hacia la parte superior de las uñas.

Selecciona tus pegatinas para que coincidan perfectamente con tus uñas. Utiliza una lima de uñas normal, para quitar con suavidad y cuidado, el adhesivo sobrante. A continuación, pega la etiqueta con el pulgar, con un suave movimiento hacia arriba y hacia abajo sobre la uña.

Con estos métodos habrás logrado conseguir ser diseñadora de tus propias uñas, además, te ahorrarás mucho dinero en manicuras.

Te aconsejamos ver también: Decoración de uñas.